lunes, 21 de abril de 2014

Democracia, Vida y Alteridad. Una lectura desde Levinas.

Democracia, Vida y Alteridad. Una lectura desde Levinas. 

Gramajo, Martín (UNRC)
Luna, Sabina (UNRC).

Eje Temático: Formas Políticas

En su texto el Odio a la democracia (2007) Ranciere da cuenta que, en la práctica   política contemporánea, si bien Occidente se dice democrático, entra en una constante   contradicción. Esto se puede contemplar en la reacción que generan el surgimiento de   nuevas minorías que comienzan a luchar porque se le reconozca determinado derecho,   en la sociedad. Sería lógico que, para quien participa de un sistema democrático, tendría   que estar a favor de este tipo de manifestaciones sociales. Sin embargo ocurre todo lo   contrario. En las sociedades contemporáneas, ante el avance de nuevas minorías, se   genera un rechazo y un odio hacia ellos, que muchas veces resulta desproporcionado.   Este odio, dice el autor, no es algo novedoso, sino que tiene su origen en el mismo   nacimiento de la democracia. Platón tenía un rechazo total de este Régimen político,   principalmente por el odio a la propuesta de la democracia de que todos seamos iguales,   es decir, que no exista en verdad un título nobiliario que legitime el acceso al poder de   una minoría determinada y que la democracia sea un sistema político que se mueva, no   a partir del “orden y la justicia”, sino a partir del capricho del pueblo. Pero sobre todo, dice   Ranciere, el odio es generado (y aún se genera) por el hecho de que la democracia deja   en evidencia lo verdadera dimensión de la política, lo que el autor llama el desacuerdo   (Ranciere, 2007).  Partiendo de este análisis podemos ir un poco más lejos aún. Consideramos que el   rechazo y odio que se produce no sólo tiene que ver por dejar en descubierto la verdadera   situación de la política, sino que también por una cuestión ética: La democracia impide   en primera instancia, que yo pueda disponer de la vida del Otro, de utilizarla como   instrumento, como utensilio a mi mano. La democracia pone en jaque mi potencia ya   que la presencia y el reconocimiento del Otro hace, como sostiene Levinas, que mi   espontaneidad sea cuestionada. La impotencia que genera el hecho de reconocer que   no tengo potestad sobre la vida del Otro, cuando pensaba que era un objeto para mi   posesión, genera un odio terrible, capaz hacer buscar al patrón una forma para eliminar   aquello que no se somete a su voluntad. Pero aquí ya entramos en el campo de otra   forma de gobierno, a la cual se denomina Totalitarismo.  De este modo, creemos que es posible pensar que la democracia para no convertirse en   otro régimen político, debe tener como punto de partida la responsabilidad para con la   vida del Otro, en el reconocimiento de la alteridad como algo totalmente distinto del Yo,   pero en relación con él. En última instancia, una democracia que no justifique a partir de   sus principios, el aniquilamiento del Otro.
 

Licencia CC:

Creative Commons License
Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea by Colectivo Debates Actuales is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

Estadísticas Públicas

Software Libre

Este blog es realizado con software libre
Ubuntu 10.10

Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea Este Blog es desarrollado con Software Libre - Ubuntu 9.10 - Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon Sponsored by Online Business Journal